fbpx

Fotografía taurina




Las corridas de toros que se celebraron en Sevilla a finales del siglo XIX y principios del siglo XX fueron retratadas por Emilio Beauchy Cano cuando trabajaba para ABC y Sol y Sombra, entre otras publicaciones.

Según nos explica Manuel Durán Blázquez y Juan Miguel Sánchez Vigil en ‘Historia de la fotografía taurina’ (Espasa Calpe), una de las aportaciones de Beauchy a la fotografía taurina es la modificación de los fondos de su galería. «Por primera vez aparece una plaza de toros completa, la de Sevilla, con todo lujo de detalles. El público, pintado según las técnicas impresionistas, abarrota la plaza. El torero se coloca ante el forillo, dando la sensación de que se encontraba en el centro del ruedo. También hemos podido constatar que muchas de las fotografías fueron tomadas en los patios de cuadrillas de las plazas, tal y como se aprecia al observar los distintos suelos empedrados que nada tienen que ver con las lujosas alfombras del estudio. Esta práctica se convirtió en habitual, pues en varias tomas de la época se repite el fenómeno: suelo empedrado y fondo pintado».

Un ejemplo lo tenemos en estas dos fotos del torero Luis Mazzantini que Beauchy Cano realizó en 1898 con motivo de la Feria de Abril de Sevilla. En la primera, el suelo empedrado nos revela que Luis Mazzantini fue fotografiado por Beauchy Cano en la misma Plaza de Toros, mientras que en la segunda el retrato fue realizado en su estudio.

beauchyphoto_luis_mazzantini_con_capote_en_la_plaza_de_toros_h-1890_emilio_beauchy_cano_fotografias_antiguas_postales_retratos_toros  beauchyphoto_luis_mazzantini_con_traje_de_luces_y_capote_de_paseo_frente_emilio_beauchy_cano_fotografias_antiguas_postales_retratos_toros